Posturas de yoga.jpg

Poder conocer y ejecutar a cada una de las posturas de yoga, es de relevada importancia que podamos tener un equilibrio entre nuestro cuerpo y la mente.

Existen diferentes posturas de yoga que podemos realizar en un momento determinado, siendo la más típica y característica que nos viene a la mente, aquella en la cual nos encontramos sentados con las piernas entrecruzadas, y con la espalda erguida. A esta posición se la conoce como del loto o simplemente de piernas cruzadas.

En esta posición del loto debemos de cerrar los ojos, al mismo tiempo que realizaremos una respiración profunda y lenta a la vez, para poder conseguir una completa armonización entre nuestra mente y el cuerpo.

Otra de las posturas de yoga que podemos practicar, es aquella que se conoce con el nombre de "bicicleta"; para poder adoptar de forma correcta esta posición de yoga, tenemos que recostarnos en el suelo de modo que nuestra espalda haga contacto directo con el mismo; los brazos en cambio deben estar situados de manera libre y relajados hacia los costados de nuestro cuerpo.

Las piernas son las que realizarán mayor trabajo en esta postura de yoga, ya que las mismas deberán de simular un pedaleo de bicicleta, tratando de hacer que nuestras piernas se extiendan lo máximo posible y se recojan de igual manera.

Con este tipo de ejercicio podemos relajar fácilmente toda la zona lumbar, haciendo de paso que se fortalezcan y relajen también los músculos de las piernas; además, debido a esta muy característica postura de yoga, serán nuestros riñones también los que sean beneficiados por esta práctica.