yoga para niños.jpg

Podría decirse que la práctica del yoga no tiene límites de edad, ya que ésta puede ser ejecutada tanto en niños, adultos y adultos mayores.

Refiriéndonos en forma específica al yoga para niños, éste puede ser beneficioso para ellos gracias a que puede estimular varios aspectos en su crecimiento, así como también la posibilidad de mejorar su tonicidad muscular, corrección de la postura y una agilidad mejorada en cada una de sus actividades.

Hay que tomar muy en cuenta de que el yoga no viene a representar en ningún sentido una competencia que pueda conducir a agresividad o el egoísmo, sino que más bien si es que es aplicada para los niños, este yoga podrá ayudar a que estos mejoren su nivel de concentración, haciendo además que conozca su cuerpo y la interacción que existe entre cada una de las partes que lo conforman.

Es necesario hacer conocer estas situaciones previas a la práctica de un yoga para niños, para que de esta manera no sea tomada como una alternativa aburrida que no beneficia en absoluto a quien lo practica.

Por el contrario, el saber que se ganará mucha flexibilidad con cada una de las posturas que se logren aprender, siendo que en el camino de la práctica de cada una de éstas, podremos aprender también a mantener un equilibrio entre el cuerpo y la mente respectivamente, obteniéndose a la vez de una salud mejorada así como de una paz y tranquilidad aprendida en las diferentes técnicas de respiración.